Y tú, ¿sabes cómo se hace el plástico?

PTM ¿Sabes como se hace el plástico?

Todos los días, la mayoría de las personas en la sociedad actual usamos generalmente varios objetos elaborados con plástico, ya sea en el ámbito laboral o personal.

El plástico es algo que se ha vuelto de uso cotidiano y que las diversas industrias han aprovechado por su ligereza, buen precio y variedad de usos.

Sin embargo, muchos probablemente no conocen cómo son los procesos de elaboración y transformación del plástico.

PTM, empresa dedicada a las soluciones y proyectos eficientes de transformación de plástico y líder actual en la fabricación de cajas plásticas para bebidas en América Latina y de mobiliario plástico para el mercado institucional en México, sostiene, por ejemplo, que lo esencial es mantener procesos de alta calidad en todos los pasos del desarrollo.

Para PTM, todo comienza con la selección de materiales, por lo que contar con una red de proveedores especializados y confiables es sumamente relevante.

Sin embargo, de ahí, el proceso pasa al análisis y modificación de las resinas con las que se elaboran los productos de plástico en un laboratorio especializado.

“Nuestro laboratorio nos permite modificar diferentes tipos de resinas en caso de requerirlo, para cumplir con las características y criterios de calidad que los productos y clientes demandan”, afirma, al respecto, José Luis Mondragón, gerente de la planta PTM.

Resistencia, impacto, flexibilidad, rigidez, flexión, tensión, elongación, decoloración, resistencia agentes atmosféricos, incluso necesidades antiflama o de transparencia, son algunas de las especificaciones que se pueden generar en la resinas en laboratorio.

Posteriormente, ya para el manejo y la transformación del plástico, hay varios tipos de tratamiento que se pueden realizar. PTM cuenta, por ejemplo, con capacidad para cuatro fundamentales: inyección, termoformado, soplado o extrusión de plástico.

Para que los procesos sean eficientes, es necesario, además, el mantenimiento de los equipos, mismos que se divide en tres tipos preventivo, predictivo y autónomo. En PTM, esto hace que el 80% del mantenimiento sea previo y sólo el 20% correctivo.

Por último, ya que los plásticos se encuentran en el mercado, aún hay un proceso importante en la transformación de estos, que es el del reciclaje, una vez que tienen una disposición final.  El plástico puede ser reciclado y aprovechado para ser utilizado en nuevos productos. PTM recupera y recicla, por ejemplo, cada año más de 16 mil toneladas de plástico.

Así que ya lo sabes. La próxima vez que tengas un artículo de plástico en tus manos, piensa en que hay todo un proceso especializado y cuidadoso para la elaboración de ese material.